martes, 2 de junio de 2015

Elecciones municipales en Alcobendas - Parte I.

En el municipio de Alcobendas, el escrutinio final de las elecciones municipales del 2011 apuntó un total de 51.509 votos (68,64%), 23.532 abstenciones (31,36%), 713 votos nulos (1,38%) y 1.100 votos en blanco (2,17%).
La mayoría absoluta la obtenía el Partido Popular (49,69%) con 25.239 votos, quedando justo por debajo Unión Progreso y Democracia (19,16%) a la par con el Partido Socialista Obrero Español (19,08%), ambos con alrededor de 9.700 votos. Izquierda Unida - Los Verdes (6,77%) quedaban relegados a un cuarto lugar con 3.438 votos.

Estos resultados se vieron reflejados en la concejalía tal y como figura a continuación: 15 concejales para el PP, 5 para PSOE, otros 5 para UPyD, y 2 para IU-LV, de un total de 27 a elegir.

Los datos que se nos presentan después de las elecciones municipales de este 2015 muestran un panorama de participación similar, con un total de 53.389 votos (67,52%), 25.688 abstenciones (32,48%), 568 votos nulos (1,06%) y 802 votos en blanco (1,52%).

El Partido Popular (38,47%) vuelve a obtener mayoría con 20.318 votos. Le sigue el Partido Socialista Obrero Español (21,91%)  con 11.572 votos, Ciudadanos (11,73%) con 6.194, Sí Se Puede (10,41%) con 5.497, Unión Progreso y Democracia (5,83%) con 3.082, e Izquierda Unida - Los Verdes (5,05%) con 2.665.

Así las cosas, de los 27 concejales a repartir en el municipio el PP obtiene 12, el PSOE 7, C’s y Sí Se Puede 3 respectivamente, y UPyD e IU-LV con 1 cada uno.


Al margen de los datos que se presentan nos encontramos con una amplia gama de partidos políticos (unos con larga trayectoria histórica, otros de aparición mucho más reciente) que no han logrado hacerse un hueco en la concejalía de Alcobendas, y cuyos resultados se pueden consultar en la página web del Ministerio de Interior (http://www.resultadoslocales2015.interior.es/ini99v.htm).

A grandes rasgos, pues, prevalece el Partido Popular como la fuerza política más votada, aun habiendo perdido la notable cifra de aproximadamente 5.000 votantes. Del mismo modo, el Partido Socialista sigue ocupando el segundo puesto en este juego de sillas, habiendo incrementado su presencia en dos concejales con respecto a las anteriores elecciones municipales. Irrumpen en el escenario municipal de Alcobendas Ciudadanos y Sí Se Puede, en detrimento de la representación de UPyD y de IU-LV.

A la vista de los resultados, cabría imaginarse que las medidas aplicadas por el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa (PP), junto con su equipo de gobierno, no se han correspondido con las expectativas de un buen número de vecinos que viven en el municipio y que han decidido retirarle el voto a su partido el 24 de mayo. No obstante nos resulta preocupante que, pese al pernicioso recorrido del Partido Popular a través de nuestros barrios, haya resultado como principal representante de sus vecinas y vecinos tras el proceso electoral.

Es por ello por lo que invitamos al lector a repasar con nosotros algunas de las acciones políticas más relevantes que han incidido en la vida del municipio, de la mano de un PP encabezado por Vinuesa, imputado en 2010 por delitos de prevaricación, malversación de fondos y negociaciones prohibidas con funcionarios.

El historial privatizador del Partido Popular es algo que bien es conocido por todas y todos los españoles, y Alcobendas, en particular, no ha sido la excepción que confirma la regla. De hecho, es y seguirá siendo parte de la misma.

A finales de 2014 el gobierno municipal decide privatizar unilateralmente los servicios de mantenimiento del alumbrado y de edificios públicos en Alcobendas, a cargo de la empresa Seromal. A manos de un nuevo gestor, Jesús Javier Villar Serrano, las condiciones de los trabajadores se precarizan preocupantemente (continuas amenazas de carácter disciplinario, sanciones desproporcionadas, despidos improcedentes…). Pese a sus quejas sistemáticas, y a que el Tribunal Superior de Justicia dicta una sentencia que obliga a la empresa a retribuir 500.000 euros en salarios para echar abajo un convenio que reducía 600 euros de cada nómina, el Ayuntamiento no cesa al gerente.

En esta línea podría encuadrarse el cierre de CosmoCaixa en 2013, que el alcalde pospone pero sin plantear ninguna alternativa real para las y los trabajadores perjudicados. Así, se acaban ejecutando 50 despidos como resultado de sustituir un museo por otro (CosmoCaixa por Muncyt), en el que unos pocos trabajadores y trabajadoras encuentran un hueco laboral en condiciones de precariedad. Vinuesa, que no se reúne en ningún momento con los afectados pese a solicitárselo dos veces por escrito, califica el evento entonces como “un cambio a mejor”. Nosotros lo ponemos en entredicho: se trata de un cambio que responde a los intereses económicos de una minoría frente al acceso asequible al conocimiento científico y la cultura para las familias trabajadoras del municipio (y de todo Madrid). Todo este proceso se lleva, por supuesto, con total discreción por parte del gobierno municipal, hasta el punto de que en diferentes páginas web se sigue aludiendo al museo de CosmoCaixa como una alternativa cultural vigente, cuando lleva más de un año desaparecida.

La inactividad del Ayuntamiento a lo largo de estos “años azules” ante las necesidades de la clase obrera alcobendense desenmascara su intención de gobernar para con las empresas privadas, y no para los que trabajan en ellas.

Por desgracia, este afán de hacer negocio a expensas de las y los trabajadores y sus familias no se aplica exclusivamente al ámbito laboral. Los recortes en educación aplicados en la Comunidad de Madrid, así como la gestión del propio gobierno municipal, desencadenaron descensos presupuestarios de más de la mitad que en años anteriores en Educación Infantil. Y como la promoción de lo público no es algo que responda a los intereses de quien sostiene el poder, abre sus puertas el Greenwich School y se comienza a erigir otro centro de educación concertado en Manuel de Falla. Mientras, al comienzo del curso académico, el alumnado del IES Aldebarán no dispone de un docente en Lengua Castellana y Literatura, situación que se mantiene a lo largo de todo un mes.

No se deben pasar por alto otras políticas que delatan la naturaleza de este modelo de gestión: la promoción y mejora de centros deportivos a los que no pueden acceder las familias con menos recursos, en detrimento de la calidad de aquellos de dominio público, como es el caso del Skatepark "Nepal". Su reciente reforma impulsada por el alcalde coincide con el acercamiento de las fechas electorales y no lo hace de forma casual. Es así como aprovecha la coyuntura y satisface una necesidad específica de los sectores populares en aras de sus intereses por captar un mayor número de votantes.

Vemos la necesidad de destacar del mismo modo la intrusión de publicidad masiva de empresas privadas en espacios públicos (KIA en el Centro de Arte), así como la reducción de fondos destinados a la problemática de la violencia sexista, que nos permite entrever la poca importancia que se le atribuye desde el Ayuntamiento a una preocupante realidad presente en nuestros barrios.



En cuanto a los partidos que en este 2015 han encontrado su hueco en el Ayuntamiento de Alcobendas, encontramos a un Partido Popular cuyas políticas, totalmente antisociales, le han supuesto un pequeño golpe perdiendo casi 7.000 votantes en las últimas elecciones. El porqué se explica por una serie de factores: en primer lugar, la entrada en escena de Ciudadanos ha hecho que muchos votantes del PP, descontentos, decidan votar a esta formación, tanto por su nuevo rostro como por la serie de problemas dados en el seno del Partido Popular. Junto a esto, también hay que mencionar que muchos antiguos votantes del PP han pasado a otros partidos, como Sí Se Puede, dado el surgimiento de la nueva socialdemocracia y el descontento por la crisis.

El segundo partido más votado en Alcobendas ha sido el Partido Socialista Obrero Español. Encontramos un aumento de votos, podemos decir que el PSOE se ha aprovechado, en pequeña medida, del descontento popular con el PP y ha recogido varios centenares.

Seguidamente se encuentra Ciudadanos, el partido político que viene a representar en el ayuntamiento de Alcobendas lo mismo que representaba UPyD, la cara rejuvenecida del PP. Este partido, efectivamente, ha ocupado la gran mayoría de los votos que tuvo UPyD en las pasadas elecciones y a su vez ha recogido a muchos de los votantes que han ido alejándose del PP debido a la gran cantidad de casos de corrupción política que se han dado entre sus filas.

Cerca de Ciudadanos se encuentra Sí se puede que se ha hecho con los votantes de Izquierda Ecologista así como con los votos del PP. Esta entidad representa realmente al ala más socialdemócrata de los partidos políticos que concurrían en las elecciones municipales.

Como se ha mencionado anteriormente es UPyD la fuerza que más ha bajado. Así, de casi 10.000 votos conseguidos el año 2011, se queda, actualmente, con unos 2.834. Esto representa el cómo las nuevas fuerzas políticas como Ciudadanos ocupan el lugar de los partidos que pretendían ocupar el puesto del PP. 

Finalmente se encuentra IU con 2.445 votos. Esta fuerza política muestra también un bajón de votos fuerte, en gran medida en Alcobendas se ha dado gracias a la entrada en escena de Ganemos, entidad política que ha arrebatado a IU 1.723 votos.


Tras este pequeño análisis cabe preguntarse: Si el PP ha ganado las elecciones y gobernará en nuestra ciudad ¿Qué encontramos en su programa político?

Analizando el programa del PP, leemos que una de sus objetivos principales, así como supuestos logros, es la “mejora de la ciudad de Alcobendas”, cuestión que ya mencionábamos, satíricamente, en otros artículos: “Alcobendas es la ciudad de la privatización 2015” (http://cjcalcosanse.blogspot.com.es/2014/11/alcobendasciudadeuropeadeporte2015-y.html). La mejora de instalaciones deportivas es un recurso habitual, cosa que se contradice con el avance imparable de las privatizaciones en la ciudad, resultando al final en falsas estrategias.

Continuando con la lectura del programa del PP, otro punto prioritario dice así: “La recuperación del empleo es un objetivo preferente al que todos debemos contribuir mediante la creación de las debidas condiciones. El Ayuntamiento lo hará de muchas formas: bajar impuestos, favorecer la implantación y la actividad de las empresas, reducir burocracia y remover obstáculos, potenciar la colaboración público-privada o impulsar el emprendimiento”. Según lo leído, la recuperación de empleo se articula mediante la “colaboración público-privada”; esto es, privatizar servicios y empresas públicas, tal y como viene haciéndose tanto en Alcobendas como a nivel estatal, con las nefastas consecuencias y dañinos resultados que ya conocemos. ¿Dónde está la recuperación?

En cuanto al enfoque del PP respecto a la educación, donde defienden un modelo basado en la igualdad de oportunidades, cabe preguntarse qué piensa el estudiantado que no ha podido acceder a la Universidad, dadas las reformas a todos los niveles como la LOMCE y el 3+2, sobre esta falsa igualdad, cuyo único resultado está siendo la expulsión de los hijos de las familias más humildes, las familias trabajadoras, de la educación. Más concretamente debemos recordar, como se mencionó con anterioridad, la privatización de centros públicos en Alcobendas, al mismo tiempo que avanza la construcción de centros concertados y privados, como el que se está levantando en Manuel de Falla, o la construcción del colegio privado Greenwich School. ¿Esto también viene a mejorar “la colaboración público-privada” o simplemente es para que el empresario de turno aumente sus beneficios y el hijo de la familia trabajadora se quede con menos oportunidades? . Así que la pregunta de rigor sería ¿Oportunidades para quién?.


“Para el Partido Popular la persona es el centro de todas las políticas y la familia la institución más importante de la sociedad, auténtico vínculo de solidaridad”. No vamos a criticar esta frase simplemente vamos a hacer una pregunta ¿Para el Partido Popular las personas DESAHUCIADAS en su ciudad son el centro todas las políticas también? Creemos que sí pero no en beneficio de estas familias que pierden sus viviendas, sino en beneficio de los grandes bancos.

A lo largo del programa del PP se encuentran diversas contradicciones entre sus promesas y sus hechos. Estas contradicciones son, desde luego, grandes bases para elaborar un artículo mucho más amplio pero por falta de espacio nos quedaremos con las mencionadas anteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario